Tere Estrada: 30 años de reafirmar a la mujer en el rock mexicano

 

Teresa Estrada, compositora, ejecutante, escritora y socióloga. Fotografía: Mauricio Ávila| Gaceta Políticas

El pasado 19 de febrero Tere Estrada se reencontró con el centro de estudios que la vio emerger, para celebrar 30 años de trayectoria. La compositora, ejecutante, escritora, socióloga y ex alumna de esta Facultad, expuso frente a nuevas generaciones de estudiantes un breve repaso de su trayecto como investigadora, las principales temáticas que le preocupan y su experiencia dentro de la música.

Teresa Estrada Rodríguez nació en la década de los setenta en la siempre estimulante Ciudad de México. Se encontró en el camino con la música que la inspiró a convertirse en la portavoz de varias generaciones de mujeres que, como ella, hallaron en el rock una forma de contemplación y declaración.

Su tesis de licenciatura, Lenguaje e identidad en el rock mexicano (1980-1990), eligió su camino de investigación en torno al fenómeno de este género en el país. Poco tardó en darse cuenta que la historia del rock en México estaba atiborrada de protagónicos masculinos y que, contrastando con su propia experiencia, no era exclusivamente así.

Así, Tere se ha dedicado a investigar arduamente las historias de mujeres que han participado, no con un papel menos importante, en la construcción del propio rock mexicano. Nombres como Las Mary Jets, Las Yolis, Mayita Campos, Las Chic’s, Rita Guerrero, Betsy Pecanins y muchos más, resaltan en su trabajo y son quienes cuentan ahora el desenvolvimiento de este fenómeno cultural y musical.

Durante la plática, hizo énfasis en la evolución del sentido que se ha dado al rock y la constitución de la mujer dentro de él; narró cómo las mujeres pasaron de ser un elemento decorativo en las primeras agrupaciones, legitimar las propiedades del ídolo rockero masculino a, finalmente, atreverse a romper con paradigmas estéticos, morales y políticos, para ser quienes ejecuten su propia música. “Hay muchas mujeres que se atrevieron a caminar en donde no había camino”, dijo Tere, resaltando el esfuerzo que se tuvo que hacer para que eso fuera posible.

Este estudio ha culminado su profundidad en el libro Sirenas al ataque (2008), el cual se ha convertido en referente para todos aquellos interesados en la historia del rock, vista desde una óptica femenina. El nombre de la obra está basado en la afinidad que la autora encuentra en la mitología sobre sirenas y las clasificó dentro de un arquetipo de sirenas rockeras: las sirenas peinadoras, quienes, dijo, sólo se dedican a la apariencia; sirenas devoradoras, que destacan por su fuerza física e inteligencia; y las sirenas hechiceras, a quienes se adscribe, dado que tienen una conexión con el alma.

Después de la amena exposición, Tere Estrada ofreció un pequeño recital acústico para los presentes, en compañía de Luis Díaz. En él, ejecutó temas de su más reciente producción, Un Blues en la Penumbra, al igual que canciones de su antiguo repertorio.

Arenas movedizas, Madre del rock & roll, Sufricienta, Florezco por dentro y Sirena hechicera fueron las canciones que eligió compartir, en donde se pudo apreciar su peculiar sonido cercano al blues y al rock&roll de los sesenta y setenta; así como las temáticas que aborda, que, congruentes con su afición, narran historias de mujeres y simbolizan feminidad, emotividad y fortaleza.

Treinta años y contando. Tere Estrada continúa en el camino por visibilizar la historia de estas sirenas que siguen en constante lucha por legitimar su propio trabajo.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *