Actualidad

PRESENTACIÓN

Crimen y castigo

La inseguridad en nuestro país se ha convertido en un tema urgente por atender por parte de autoridades, necesario de reflexionar en el ámbito académico e ineludible de afrontar para la ciudadanía.

Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública, hasta ju­lio de este año en México han ocurrido 20,135 homicidios, un promedio nacional de 95.8 casos por día, números que constituyen un récord sin precedentes y colocan a este periodo como el más violento desde que se registran los delitos de alto impacto. Es cier­to, no todo son cifras rojas, pero la percepción de inseguridad es una constante cuyas variaciones, poco significativas, mantienen en alerta permanente a amplios sectores de la población.

¿Cuál es la estrategia que debe tomar este gobierno para remediar esta problemática?, ¿ha dejado de ser la seguridad pública de un país un servicio proporcionado por el Estado y se ha convertido en una respuesta política de corte ideológico?

Las Ciencias Sociales, la Historia, el Derecho o el periodismo podrán dar quizá, múltiples respuestas a estas cuestiones; los ciudadanos, muy probablemente con base en su propia experiencia con los delitos que hayan o no sufrido, tendrán su opinión al respecto; y por supuesto, los políticos, legisladores y jueces, expresarán sus puntos de vista, ofrecerán sus datos, tratarán (en el mejor de los casos), de resolver el problema.

En este número, destacados académicos nos hablan de las diversas aristas que ofrece el tema de la seguridad pública y contrastan sus tesis con los recursos y mecanismos que ha implementado la administración actual para disminuir la incidencia delictiva en la nación.

Revisamos también las actividades del último trimestre en la Facultad, entre las que  destaca el Tercer informe de labores de la directora Angélica Cuéllar; el Congreso Análisis de las políticas públicas del gobierno federal 2018-2024, en el que se dieron cita importantes académicos y funcionarios del gobierno para participar en un diálogo encaminado a la solución conjunta de los problemas que nos aquejan; y el congreso de la Asociación Mexicana de Estudios Rurales, que invitó, nuevamente, a la academia y al gobierno a mirar y reflexionar sobre la situación que atraviesan los trabajadores del campo.