Oligarquía, violencia e ilusión democrática

Nuestra democracia en peligro, elecciones 2018. Fotografía: Eréndira Barrios | Gaceta Políticas

[dropcap]E[/dropcap]n tiempos electorales la propaganda satura todos los medios de comunicación, las noticias falsas y las encuestas no se hacen esperar; se promueve un voto libre y secreto, se trata de promover la democracia; sin embargo, la gran mayoría de las y los ciudadanos están decepcionados, hartos de votar, de elegir a candidatos que prometen y no cumplen, de los fraudes electorales, de los robos descarados por parte de los diferentes actores políticos, de los descréditos y los asesinatos de candidatos presidenciales.

No obstante, ¿qué tanto la población es participativa, proactiva?, ¿hasta dónde exige una transparencia y una rendición de cuentas por parte de los representantes electos en las urnas?, ¿es ésta la única manera de combatir la corrupción, la desigualdad y el abuso de poder que se ejerce en nuestro país?, y apropósito: ¿seguimos siendo una república?

Por otra parte, el ejercicio de la democracia debe promover las acciones para obtener resultados, y claro que traerá consecuencias, pero no basta sólo con elegir a los representantes, sino participar con los representantes para tomar acciones conjuntas que beneficien a los diferentes sectores de nuestra sociedad; si realmente seguimos siendo una república mexicana, la desigualdad y la exclusión no tendrían que formar parte de nuestra cultura, de nuestra identidad. Y por contradictorio que parezca, no toda la culpa es de los partidos políticos; y más que culpa se trata de responsabilidad por parte de la ciudadanía.

La lucha por el poder, el ejercicio del poder y el voto popular, son temas concernientes de la democracia.

De esta manera, Patricio Marcos Giacoman, doctor en Ciencias Políticas y Sociales de esta Facultad;  Emanuel Rodríguez, doctor en Ciencias Antropológicas por la UAM, y Felipe de la O, licenciado en Ciencia Política por el ITAM, moderados por Mauricio Márquez, expusieron sus  diferentes posturas y planteamientos acerca de la democracia en los diálogos de coyuntura: Nuestra democracia en peligro, elecciones 2018, motivando e incitando a la reflexión para hacer que la democracia participativa y representativa sea el camino para corregir y reconstruir la estabilidad del país.

Los tres panelistas hicieron hincapié en la nueva generación de votantes; la juventud está ávida de formar parte de las próximas elecciones, de participar en los comités ciudadanos; también se deben fomentar los diálogos en familia para mantener informados a  sus grupos y comunidades.

La oligarquía es el recuento de los votos manipulados; la provocación de la violencia, decepción y malestar entre la población; empero, nunca se debe perder la ilusión, sabiendo que la democracia es el camino correcto.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *