Semiótica del cuerpo y las pasiones

El cuerpo en movimiento expresa pasiones y emociones. Fotografía tomada de Internet.

El sentido en acción. Escritos de semiótica, teatro y visualidad, del doctor Héctor Ponce de la Fuente, profesor de la Facultad de Artes en la Universidad de Chile, se presentó en el ciclo de conferencias: Semiótica, cuerpos y representaciones: acercamientos interdisciplinares. 

La presentación estuvo dividida en dos ejes, primero los comentarios del libro así como una explicación de su investigación y metodología. La segunda, una conferencia del autor, titulada De semiosis en acto al sentido de la acción.

El libro recopila ensayos y escritos sobre el teatro y la comunicación social; muestra al cuerpo en movimiento, que expresa pasiones y emociones; en él se crea una discusión con el lector acerca de si el cuerpo es un simple objeto o funciona como un signo, comentó  Jonathan Domínguez, profesor de la Facultad.

El doctor César Morán expresó que el cuerpo expresa interna y externamente, muestra la relación con el otro, así como una semiosis para entender al otro en acción. Es otro signo para otro signo”.

El autor indicó: “este libro se generó a partir de mi clase de semiótica para estudiantes de artes escénicas, y es un desafío por romper con la  dogmatización de la teoría. En la comunicación a través del cuerpo se deben corporizar las pasiones, pasionalizar los cuerpos. La acción y la pasión no son opuestas, confluyen y se entrelazan; este sentido de acción se vuelve un cuerpo accionado; es la representación de un signo”. El trabajo reúne escritos de 2012 a 2018 que narran experiencias y acciones para entender al cuerpo, y que las acciones son pasiones. “El cuerpo se resiste a ser un significante del movimiento. Este cambia y se modifica, suma elementos y construye movimientos”

El autor también explicó que la semiótica “estudia la acción de los signos”. Para él, analizarla en este estado de acción es entender la vida dramática. Añadió que se debe ver más allá, no sólo entender los signos, sino los procesos, para así poder hablar de acciones y efectos; para “ir más allá de las representaciones y teorías clásicas y proponer nuevas formas de entender las pasiones y acciones de los cuerpos”.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *