Tratado de Tlatelolco, no a las armas nucleares

Análisis sobre el Tratado de Tlatelolco. Fotografía: Luis Segura| Gaceta Políticas

Luego de inaugurar eI Seminario: El Tratado de Tlatelolco y el Organismo Internacional de Energía Atómica: logros y desafíos, la doctora Cristina Rosas, docente del plantel, sostuvo que a 50 años del Tratado para la Proscripción de Armas Nucleares en América Latina  y el Caribe, se observa que éste adquirió importancia como respuesta a la crisis de los misiles en Cuba y la carrera armamentista de la guerra fría;  ha prevenido la proliferación de armas con el conocido vocablo “desnuclearización”; ha contribuido a los esfuerzos de negociación internacional por un mundo mejor y mantenimiento de paz, que no han logrado desarrollar un papel importante en el Organismo Internacional de Energía Atómica.

En compañía de Martha Singer, jefa de la División de Estudios de Posgrado y Alfonso Múgica, coordinador del Centro de Relaciones Internacionales, la también presidenta del Centro Olof Palme, dijo que los problemas de crisis humanitaria, aceleración armamentista y asuntos relacionados con las potencias nucleares, ponen “en la cuerda floja” la falta de voluntad política.

Pedro Echeverría, de la Secretaría de Relaciones Exteriores, y Fabiola Gil,  miembro de la Organización para la Proscripción de Armas Nucleares en América Latina (OPANAL), explicaron que la política de la administración Trump hacia Latinoamérica ha transcurrido sin muchos sobresaltos, pues “es una región tranquila y segura para los norteamericanos, por ser una zona libre de armas nucleares”; sin embargo, el Tratado Tlatelolco sí fue un sobresalto, como lo evidenció la reacción de EU de fomentar la guerra y acelerar la carrera nuclear.

Echeverría precisó que la actual prohibición de armas nucleares en la comunidad internacional y su prevención de proliferación, constituyen un claro reconocimiento al Tratado Tlatelolco y la diplomacia mexicana, pues es “un ejemplo para el mundo de resistencia a la política de EU, un instrumento del Derecho Internacional y el primero en definir a las armas nucleares, así como prohibirlas”.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *